Ciencias sociales y jurídicas
1 2 3 4 5 6 7 8

Me gustaría trabajar en casas de acogida para mujeres que han sufrido violencia machista.

Una educadora social es una persona que durante un tiempo acompaña a otra que está en una situación de vulnerabilidad. Lo que hace una educadora social cambia mucho dependiendo del sitio donde estés trabajando. No es lo mismo estar con adolescentes que con gente mayor, tus funciones varían. Hice un ciclo superior de Educación infantil y me di cuenta que en una clase había niños con necesidades especiales que no estaban atendidas, y me llamó la atención.

Lo que más me gusta: La forma de hacer las clases es muy dinámica y compartiendo experiencias. Trabajar mano a mano con personas. La mirada autocrítica que desarrollas durante los estudios y te hace más consciente de tu día a día.

Lo que menos me gusta: El poco reconocimiento profesional. La falta de asignaturas basadas en necesidades reales y emergentes. Las ofertas laborales están mayormente vinculadas a espacios de exclusión social.

Anna, 22 años

Grado en Educación Social.
UB (Barcelona)

Satisfacción con los estudios
Satisfacción con el centro
¿He hecho bachillerato?Sí, y también un CFGS de Educación infantil.
¿Cuál?Ciencias y tecnología
Nota media:5-6

Me gustaría trabajar en casas de acogida para mujeres que han sufrido violencia machista.

Una educadora social es una persona que durante un tiempo acompaña a otra que está en una situación de vulnerabilidad. Lo que hace una educadora social cambia mucho dependiendo del sitio donde estés trabajando. No es lo mismo estar con adolescentes que con gente mayor, tus funciones varían. Hice un ciclo superior de Educación infantil y me di cuenta que en una clase había niños con necesidades especiales que no estaban atendidas, y me llamó la atención.

Lo que más me gusta: La forma de hacer las clases es muy dinámica y compartiendo experiencias. Trabajar mano a mano con personas. La mirada autocrítica que desarrollas durante los estudios y te hace más consciente de tu día a día.

Lo que menos me gusta: El poco reconocimiento profesional. La falta de asignaturas basadas en necesidades reales y emergentes. Las ofertas laborales están mayormente vinculadas a espacios de exclusión social.